Chapa trapezoidal galvanizada

Chapa trapezoidal galvanizada

La chapa conformada trapezoidal galvanizada se ha transformado en una de las elecciones favoritas de la mayoría de instaladores al cubrir las necesidades de perfil trapezoidal metálico acanalado para cubierta o recubrimiento de fachada de una manera práctica y sencilla.

A grandes rasgos, sus ventajas mas significativas son el coste contenido, la facilidad para ser instalado y unas tareas de mantenimiento reducidas, por lo que se posiciona como la una de las más eficientes opciones a la hora solventar el capitulo de instalación cubiertas para tejados económicas.

En Hiescosa disponemos una línea de corte para la fabricación de chapas para tejado, lo que nos da la ventaja de poder servir este producto de manera efectiva en cualquier punto de la península con unos márgenes de tiempo de entrega realmente brillantes. Las chapas conformadas de tejado galvanizadas son una solución realmente provechosa para acometer el cerramiento de una cubierta o fachada con garantías de manera económica.

Nuestra chapa perfilada trapezoidal se sirve en diferentes acabados, espesores y colores cortada a medida para facilitar al máximo su instalación y poder controlar los costes de producto al reducir el sobrante de material.

La chapa trapezoidal galvanizada está formada de acero sobre la que se aplica galvánicamente una capa de zinc o zinc-aluminio en ambas caras. Este proceso da como resultado una chapa más resistente, protegida de la corrosión y la oxidación.

Descargar Ficha Chapa Trapezoidal


Vallas de obra de chapa trapezoidal galvanizada

La valla de chapa metálica galvanizada opaca, es  una solución económica y duradera. La resistencia mecánica es un factor relevante a tener en cuenta a la hora de instalar un cerramiento de chapa trapezoidal. La valla de obra le proporcionará además la intimidad necesaria al impedir la visión desde fuera del recinto.

Los cerramientos de chapa trapezoidal galvanizada son ideales para instalar en zonas de alto paso de personas y se pueden reutilizar en otros proyectos.

Ventajas de los cerramientos de chapa trapezoidal galvanizada

  • Facilidad de montaje.
  • Rapidez de instalación.
  • Costes reducidos.
  • Protección física y visual al acceso a nuestro recinto.
  • Reutilizable en otros proyectos.

hiescosa_leganes_chapa_trapezoidal_galvanizada

Galvanizado

El galvanizado, de forma general, es un proceso que consiste en cubrir un metal con otro. La galvanización por inmersión en caliente es un proceso utilizado para proteger contra la corrosión ambiental una pieza de metálica que consiste en la preparación específica de su superficie y posteriormente la inmersión en un baño de zinc fundido a 450 ° C durante el tiempo necesario.

Después de ocurrir este proceso, en la superficie del acero se forma un recubrimiento debido a la reacción entre el hierro y el zinc que tiene un enlace metalúrgico con el sustrato, consistente en varias capas de compuestos intermetálicos con distintas concentraciones de zinc. Este recubrimiento tiene una muy alta resistencia a la corrosión, a la abrasión, al impacto y al choque térmico.

El proceso de galvanizado tiene como principal objetivo evitar la oxidación y corrosión que la humedad y la contaminación ambiental pueden producir sobre el hierro.

Beneficios de galvanizar el hierro

  • Bajo coste inicial. El coste de la galvanización de hierro es bajo comparado con otros métodos de protección.
  • Sin mantenimiento. Una vez galvanizado el acero, no es necesario volver pintar ni realizar ningún tipo de mantenimiento.
  • Larga vida útil de los productos frente a los que no usan este proceso. Un producto galvanizado por inmersión, tiene una vida útil que varía entre 30 a 40 años, dependiendo del grado de exposición.
  • Versatilidad. las características de el proceso de galvanizado por inmersión permite galvanizar productos de una variada gama de tamaños y formas diferentes.
  • Mayor espesor y resistencia de capa obtenida después de aplicar el proceso de galvanización. La aleación que se logra otorga una gran resistencia de la pieza galvanizada a golpes y roces, derivados de los movimientos o instalaciones.
  • Garantía de recubrimiento total. El proceso de galvanizado por inmersión asegura un recubrimiento de la totalidad de la pieza, por dentro y por fuera.

Triple protección del galvanizado

  1. Barrera física. El recubrimiento galvanizado posee mayor dureza y resistencia que cualquier otro tipo de recubrimiento. Dependiendo del tiempo de inmersión utilizado, el recubrimiento galvanizado adquiere un grosor y dureza que puede resistir golpes, abrasiones y soldaduras. Esta protección no pueden ofrecerla capas de pintura o de aceites.
  2. Protección electroquímica. El zinc da una protección catódica al hierro ya que actúa como ánodo de sacrificio. Con el paso del tiempo se forma una fina capa de óxido de zinc que actúa como aislante del galvanizado.
  3. Autocurado: Ante raspaduras superficiales, se produce un taponamiento por reacción química de la superficie dañada. Al corroerse por el contacto con el medio ambiente, el galvanizado libera un compuesto de zinc insoluble que tiende a cubrir los desperfectos que puede haber sufrido el recubrimiento.